Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Como realizar y legalizar una instalación de gas en nuestro vehículo de recreo

Publicado en3 meses hace Por

Como realizar y legalizar una instalación de gas en nuestro vehículo de recreo

 

Fuente consultada: Blog MSI Homologación
Entrada realizada siguiendo la normativa vigente a 08/07/2021
Enlace: LEGALIZACIÓN DE LA INSTALACIÓN

 

Primero de todo, os tenemos que decir una obviedad, pero no menos importante: toda instalación de gas debe de ser montada, certificada y legalizada, por un profesional o instalador de gas autorizado. Ahora bien y dicho esto, os vamos a explicar como se debe de realizar de una manera correcta, para los que aún y a sabiendas que debe de ser un profesional quien realice la instalación, os decidáis a realizarla vosotros mismos e intentar minimizar los riesgos.

Nosotros sólo somos una tienda on-line, donde vendemos productos para el caravaning y no tenemos el título de instaladores autorizados y ni tan siquiera somos ingenieros, pero por eso, hemos preguntado a los que si lo son, para poder escribir este pequeño manual y así colaborar a que se haga una instalación de gas de manera correcta y legal en un vehículo de recreo.

Realizar una instalación correcta y lo más importante legal, no es muy complicado, siempre que tengamos en cuenta algunas cosas básicas.

.- Usar sólo accesorios originales y certificados, para el uso del gas en instalaciones de gas en vehículos, como los que ofrecemos en la sección de gas de nuestra tienda.
.- No debe soldarse absolutamente nada. Todas las conexiones se deben de realizar, mediante roscas especiales o tuercas con bicono de apriete y nunca con bridas metálicas.
.- Toda la instalación debe de ser realizada con tubo de cobre semirrígido de Ø8mm.

 

Legalización de la instalación

La instalación de gas en vehículos vivienda, como caravanas, autocaravanas o campers, será necesaria realizarla, siempre que necesitemos alimentar los diferentes aparatos que funcionan con gas, como por ejemplo la cocina, la nevera trivalente, el boiler o calentador de agua y la calefacción estacionaria.

Esta instalación está claramente descrita en el Manual de Reformas de Vehículos y la norma en concreto de aplicación es la UNE-EN-1949-2011 y cuya instalación una vez acabada, debe de certificarse por un instalador de gas autorizado. 

Esta norma sólo es aplicable a las instalaciones fijas de gas, no a las portátiles, con independencia del tipo de bombona que se utilice, es decir, para todo tipo de vehículos que lleven instalación fija de gas, será necesaria la certificación y homologación de dicha instalación.

Además, debemos de recordar que este tipo de instalaciones, deben de ser revisadas y selladas cada 4 años por un instalador de gas autorizado. Aunque actualmente en la ITV no siempre nos solicita el certificado de la revisión, si es cierto que pueden solicitarlo en cualquier momento tanto la ITV, el seguro de nuestro vehículo o los agentes de trafico. Evidentemente, no hay que decir que en caso de accidente, se nos puede solicitar que dicha documentación esté en regla y de no ser así, nuestro seguro no se responsabilizara del accidente, ni de los costes que dicho accidente pudiera generar, siendo nosotros los responsables últimos de todo lo ocurrido, tanto de los daños materiales como personales si lamentablemente los hubiera.

En conclusión y para dejarlo muy claro, lo que debemos tener en cuenta es, que no sólo debemos tener el certificado de la instalación, por un instalador de gas autorizado, también debemos tener la homologación de dicha instalación sellada por un ingeniero y esta, debe de estar puesta en la ficha técnica del vehículo por la ITV responsable de verificar de la reforma. Por último, debemos de llevar el certificado de cada una de las revisiones efectuadas cada 4 años, por un instalador de gas autorizado.

Ahora que ya sabemos lo que dice la ley y que documentación debemos de tener en regla, vamos a proceder a intentar explicar todo el proceso de instalación de gas, sin antes decir, que esta es muy sencilla, siempre y cuando se sigan unas pequeñas pero muy importantes reglas y condiciones de montaje.

Os vamos explicando por orden de montaje.

 

Armario estanco

Toda instalación de gas, comienza por elegir el lugar y la construcción del armario, para el alojamiento de la bombona de gas que usaremos en nuestra instalación. Evidentemente esto dependerá mucho de cada vehículo. Hay quien lo prefiere delante, debajo de la cocina, quien lo quiere detrás o incluso, quien lo monta en medio del vehículo. Todas estas dudas no tienen ninguna importancia, siempre que se sigan las normas de seguridad para su construcción o ubicación.

Lo más importante y huelga decir, es que debe de caber la bombona elegida, así como el grifo de salida, el manorreductor de presión correspondiente a cada elección y las llaves de cierre necesarias en cada caso. También es importante elegir, un sitio donde el acceso sea lo más cómodo posible, ya que la operación de cambio de botella se producirá de manera más o menos frecuente.

La normativa de aplicación dice. que el armario debe de ser estanco y con una salida estanca en la parte inferior y que esta, dé al exterior del vehículo. Ahora bien y sabiendo esto, os explicamos como realizar dicho armario. 

Podemos tener la puerta de acceso al armario, en un lateral o en la parte superior. Esta deberá de tener un burlete de espuma (sirve el kaiflex usado en el aislamiento o el burlete de toda la vida de las ventanas) a todo el alrededor y un cierre de presión (tipo cierre armario de presión), evitando que se abra la puerta por accidente o descuido y que pueda llegar a salir el gas, ante una fuga de este. Todas las demás paredes deberán ser realizadas en un material no poroso (madera laminada, plástico, etc.). Una vez construido, se deberá de poner silicona en todas las uniones, a modo de estancar correctamente dicho armario y este, deberá de tener en la parte inferior un agujero (sirve de Ø60mm o Ø90mm) en el cual, pondremos un trozo de la tubería de nuestra calefacción (por ejemplo) y estancaremos con silicona, a modo de que si hubiera una fuga, el gas sea conducido al exterior del vehículo y no debajo, entre la chapa del vehículo y la madera del suelo. Remataremos este agujero con dos rejillas, una por dentro y otra exterior, esta última con protección antibichos (se venden en cualquier ferretería). La podemos pegar con silicona sin problemas.

El agujero para la tubería de la instalación gas, debe de ser de Ø12/15mm, para que podamos sellarlo también con silicona.

De esta manera tan sencilla, tendremos un armario estanco para nuestra bombona de gas, así como para todos los accesorios que deben de montarse un su interior y así, comenzar con una instalación de forma correcta y legal.

 

Bombona de gas

Los tres modelos más comunes de bombonas de butano/propano, en nuestro país:

.- La bombona de 13kg (la domestica de toda la vida) de acero o aluminio (Repsol, Cepsa)
.- La bombona de 6kg (la conocida como K6) de acero y embellecedor de plástico (Repsol)
.- La bombona azul de toda la vida o conocida como camping gas (de diferentes pesos)

Existe el error generalizado, que las bombonas de “camping gas” no es necesario homologar la instalación. No más lejos de la realidad. Las instalaciones se deben de homologar todas, absolutamente todas las que son fijas, independientemente del tipo de bombona que esta la alimente, como comentamos anteriormente.

Luego tenemos dos modelos básicos, las de gas butano y las de gas propano. En nuestros vehículos de recreo podemos usar cualquiera de los dos tipos, aunque se recomienda usar las de gas propano, debido a que este se congela (además de otras diferencias, no importantes en este caso) a una temperatura menor y nos dará menos problemas en invierno (el gas propano se congela a -44º centígrados, contra el gas butano que congela a -0,5º centígrados).

Dicho esto, lo que debemos de tener en cuenta a la hora de elegir una u otra opción es. básicamente tres cosas: el hueco que tengamos para la instalación de la bombona, el consumo que vayamos a tener y donde geográficamente hablando o cuanto verano/invierno la vayamos a usar.

 

Grifo de salida

Dependiendo de la bombona elegida, deberemos usar uno u otro tipo de grifo de salida. Evidentemente no usaremos el mismo para la bombona de 13kg o la k6, que para la de camping gas, ya que el enganche o conector, varía entre las diferentes bombonas. Pero lo que si debe de ser idéntico para todas las bombonas usadas es, que los grifos deben de ser de salida libre y deben ser específicos para vehículos y para la bombona elegida, no pudiéndose homologar los grifos tipo “alcachofa” usados en viviendas.

Estos grifos disponen de una rueda o llave que abre o cierra la salida del gas y un adaptador de rosca, para poder conectar el manorreductor de presión.

 

Manorreductor de presión

La norma de instalaciones de gas, establece que la presión de servicio, a partir del grifo de salida libre de la bombona, no puede ser superior a 30mBar. 

Por lo que, siempre deberemos de montar e inmediatamente después del grifo de salida, un manorreductor de presión controlada, el cual se encargará, de establecer una presión controlada en toda la instalación de gas de nuestro vehículo.

Dicho manorreductor de presión, deberá de llevar una válvula de sobrepresión, que se encargará de descargar la sobrepresión, evitando que esta acceda a nuestra instalación de gas y evitando el riesgo de sobrepresión de esta. Por lo cual, aquí la gran importancia de que tanto la bombona, el grifo de salida, el manorreductor y la llave o llaves de cierre, estén instalados dentro de un armario estanco, con una rejilla de ventilación con salida directa y estanca al suelo del vehículo.

Es necesario y prescriptivo siempre instalar este dispositivo, con independencia del tipo de botella que hayamos elegido instalar.

 

Lira o manguera de conexión

La norma de instalaciones de gas, establece que la conexión entre el manorreductor de presión y la llave o llaves de corte de los diferentes aparatos instalados (nevera, cocina, boiler, calefacción, etc.), se realice a través de una lira o manguera de presión flexible de un máximo de 80 cm, a modo de disponer de un elemento móvil, para poder realizar el cambio de bombona de manera cómoda y segura.

Por lo que podemos realizar la instalación, de dos maneras diferentes y legales:

La primera: montaremos solamente una lira o manguera de presión, entre el manorreductor de presión y la llave o llaves de corte.
La segunda: montaremos una lira o manguera de presión y un trozo de tubería de cobre a la llave o llaves de corte.

Así podremos tener una instalación directa (opción 1) o con tubo de cobre de Ø8mm (opción 2), desde el final de lira o manguera de presión y hasta la llave o llaves de corte.

 

Llave o llaves de corte

La norma de instalaciones de gas, establece que debe de existir una llave de corte para cada aparato de gas instalado en nuestro vehículo. Tenemos llaves de corte para un aparato y también disponemos de grupos de llaves para hasta cuatro aparatos, según normativa vigente.

Así y como ejemplo, tenemos diferentes opciones disponibles en cada caso:

.- Para el montaje de una cocina: instalaremos una sola llave de corte.
.- Para el montaje de una cocina y un boiler: instalaremos un grupo de dos llaves de corte.
.- Para el montaje de una cocina, una nevera y un boiler: instalaremos un grupo de tres llaves de corte.
.- Para el montaje de una cocina, una nevera, un boiler y una calefacción: instalaremos un grupo de cuatro llaves de corte.

 

Tubería de alimentación y conexiones

Las tuberías de la instalación de gas, deben ser de tubo de cobre semiflexible de Ø8 milímetros de diámetro. Estas deben sujetarse firmemente al vehículo, mediante abrazaderas metálicas protegidas con goma, que se deberán situar aproximadamente cada metro. Se recomienda proteger las tuberías con tubo corrugado, siempre que estas vayan montadas en el exterior del vehículo.

No se debe de soldar absolutamente ninguna conexión. Todas las uniones, se deben de realizar mediante roscas especiales o tuercas con bicono de apriete, nunca con bridas metálicas.

Tenemos diferentes empalmes ermeto, para una correcta instalación de gas:

.- Empalme niquelado recto ermeto para tubo de Ø8mm con tuercas y biconos
.- Empalme niquelado codo ermeto tubo de Ø8mm con tuercas y biconos
.- Empalme niquelado T ermeto para tubo de Ø8mm con tuercas y biconos

 

Certificado de estanqueidad o boletín de gas

Una vez finalizada la instalación de gas, está deberá ser certificada por un instalador de gas autorizado por el Ministerio de Industria de su comunidad autónoma, que debe expedir el certificado una vez haya realizada la prueba de estanqueidad del sistema y revisado, el correcto funcionamiento de los distintos aparatos instalados.

Una vez finalizada dicha inspección, este deberá emitir un certificado de la misma, que esté acorde a la normativa de gas vigente, dentro del Manual de Reformas de Vehículos y en aplicación de la UNE-EN-1949-2011.

Si el instalador no es de su misma comunidad autónoma, deberá expedir además un Modelo de Declaración Responsable anexa al certificado.

 

Esperamos que toda está explicación le sea de ayuda y que así, pueda realizar una instalación más segura en su vehículo de recreo.

Productos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Compartir

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Menú